Úbeda y Baeza, ciudades de histórico estilo Renacentista

Un poco apartadas de las rutas populares, Úbeda y Baeza, dos ciudades vecinas situadas a una hora y media de coche desde el Cortijo, están consideradas como los mejores ejemplos de ciudades renacentistas de España. El ambiente de gran prosperidad vivido en el S.XVI en estas ciudades, les da el rico y puro aire Renacentista de sus edificios.

En Úbeda, la aristocracia exaltada al más alto nivel del imperialismo español, se comportaba como verdaderos mecenas renacentistas e imitaban a las familias italianas como los Medici de Florencia, querían rodearse de arte y belleza y en el proceso llenaron Úbeda con extravagantes palacios.

Baeza, por otra parte, tenía un poderoso Ayuntamiento que decidió mostrar su poder edificando magníficos edificios públicos, como el Pósito (granero público), la Alhóndiga (comercio y almacenaje), el Mercado de Carne, la Cárcel, etc. La Iglesia Católica también decidió embellecer sus edificios más emblemáticos, como la Iglesia de Santa María en Úbeda, o la Catedral de Baeza. El resultado fue un clasicismo de rasgos tan puros que ha sido comparado con las ciudades del norte de Italia.